Archive for 30 noviembre 2006

Tememos por el Temerario

noviembre 30, 2006

roge.jpg

Más de Rogelio…

Anuncios

Lo que se dice un dandy…

noviembre 28, 2006

pampita.jpg

El Oso nos mira. Detrás suyo, Pampita, bella mujer ya prendada del rigor sensual de Gutiérrez, posa para satisfacer a las cámaras y a una turba de monos voyeurs.

¿Qué haríamos nosotros con esta escena a nuestras espaldas?. Es probable que, embargados de celos, corramos desesperados a taparla con un toallón blanco o amarillo. Si los celos no nos ciegan, posiblemente codearíamos al mozo del catering para alardear con frases del estilo “Mirá la carnecita que me estoy comiendo, pibe”. O quizás, si logramos controlar nuestras pulsiones más básicas, simplemente nos sentaríamos en un sillón a imaginar los dólares que la muchacha está facturando. Sea cual fuera nuestra actitud, somos unos canallas.

Pero el Oso es un dandy. Le basta mirarnos, sonreír internamente y esperar a que los monos nos disipemos. Y entonces actúa.

Esto ya lo vi…

noviembre 25, 2006

 enio4.jpg

Qué sensación interesante el Déjà vu. Vivir dos veces la misma escena, repetir con incrédula conciencia los pasos que ya dimos, creer que dominamos el tiempo… Todo en unos segundos, un fugaz hormigueo existencial que acaba rápidamente, cuando la sensación se funde otra vez en nuestra rutina ordinaria. Apenas eso, una experiencia simpática. Ahora, cuando vemos al pobre Enio, náufrago eterno y optimista, condenado a vivir un Déjà vu sin pausas, indisociable de una realidad gris e inmutable… ¡Carajo!, Mejor no pensar para no salpicarnos de espanto, mejor pensar en nuestros modestos Déjà vus con habitaciones que ya visitamos y palabras de circunstancia que ya dijimos, y olvidarse rápido del tema, no sea cosa que recordemos habitaciones que ya visitamos y palabras de circunstancias que…

Más de Enio el náufrago…

Parece mentira, carajo

noviembre 23, 2006

Tuve el teléfono en la mano y una nueva horda de parientes vino a festejarme. Ya había marcado uno o dos números. Dije, mejor mañana así hablamos tranquilos, pero me urgía hablar con vos, te juro, contarte que viví en la indigencia, que viajé por media Europa en trenes, barcos y aviones, que sin querer me até los zapatos en la tumba de Boudelaire, que conocí personajes fantásticos y personas despreciables, que tu tarea de silenciosa y paciente Celestina había dado frutos hermosos, qué se yo, tanto, tanto tenía para contarte que quería empezar a los gritos; vos sabés, puedo ser más parco que un semáforo, y sin embargo quería gritarte que volví, que nos debíamos la borrachera, que teníamos que negociar la apuesta… Te juro, todavía no entiendo, no entiendo.  Ay, cómo te extraño, Ana, cómo te extraño.

Esa suave brisa que te despeina…

noviembre 22, 2006

 natalio.jpg

Nosotros, bendecidos con nuestras pestañas bruñidas y turgentes, no comprendemos al bueno de Natalio. Es tan simple, pensamos, recortarse lo que sobra y vivir feliz.  Basta apenas eso, una mínima decisión que Natalio no toma porque le agrada regodearse en ese ostracismo perpetuo al que lo condenan sus ojos.  Él, ha decidido su prisión por propia voluntad, decimos, cabalgando en nuestra altura moral.

Es tan fácil juzgar las debilidades de Natalio. Es tan fácil no ser Natalio.

Más de Natalio, el hombre de las pestañas lacias…

Volvió para quedarse…

noviembre 20, 2006

osoalataque.jpg

El Oso Gutiérrez, ese dandy fino y distinguido que todos adoramos, ese sibarita gustozo de homenajearse con placeres mundanos; ha vuelto al ruedo. Ellas lo esperaban y él, está al acecho. Aquí, por instinto nomás, arremete cual tiburón a nuestra admirada Shakira.  No es nada personal, Antonito, es sólo el Oso Gutiérrez que no se contiene.

La parca en Tripión

noviembre 18, 2006

 92.jpg

Aquí, en este planeta, la muerte ya nos tiene acostumbrados a sus caprichos de nena rica, pero en Tripión, es algo novedoso. Imperfectamente se inicia en su legítimo, necesario y macabro trabajo, pero no le va bien, falla mucho y no consigue respeto.

Qué idea inabarcable pensar que la muerte no es una amenaza, que cualquier mortal pedestre, por cobarde que sea, pueda desafiarla sin jugarse la vida, mojarle la oreja, pegarle un chicle en la frente…  Sí, cae de maduro que ya nada tendría sentido porque la muerte es, al fin y al cabo, el sentido último de la existencia; en el fondo todo lo que hacemos tiene por única razón resistirse su guadañazo inevitable, amagarle, retrasarlo…

Por caso, ahora me burlo de ella con una arrogancia que difícilmente mantenga cuando me reclame. Espero que llegado el momento me den las pelotas para pegarle un chicle en la frente. Y espero, sobre todo, tener muy claro cuál será el último nombre que se escuchará de mi boca. Sólo así tendrá sentido.

Todo Tripión

Es parecido, nomás…

noviembre 16, 2006

 julio-bis.jpg

“¡Vení a ver, vení a ver!”, me dice apurada.  Yo no podía, el hotel estaba infestado de comensales alterados de hambre y la cocina era un caos. Igual, por curiosidad o para escaparme un minuto salí y me asomé discretamente al comedor. “Es igual a Cortázar” me dijo señalando sin disimulo al tipo.

Estaban de paso en el hotel, los vimos un par de veces más en el palier y en el patio pero nada más. Por una cosa u otra no le pudimos preguntar nada y se fueron.    (…sigue) (more…)

Será allí

noviembre 13, 2006

louvre.jpg

Será allí, es seguro, pudo ser sobre una callejuela derruida de Venecia, bajo un roble en la campiña escocesa o en algún barrio de traficantes en Estambul.  Pero será allí, junto al arco del Louvre algún 12 de noviembre a las 8:30 de la noche. Me esperarás con un globo rojo. Pura formalidad, ya te conozco y era inevitable. “Soy yo” diré, y entonces dejarás escapar el globo y todas las dudas. París es un buen lugar.

Rogelio, ese patito andariego

noviembre 11, 2006

Ay, Rogelio!, Peregrino de mil caminos, por qué extraños parajes andarás ahora. Tu espíritu, libre, libre como el viento, te reclama aventura y te pide emoción. Se tu mismo, Rogelio, escucha los dictados de tu corazón, acata la sentencia irrefutable de tu destino díscolo y temerario. Los que te queremos bien, sabremos comprender… y te esperamos.

roge3.jpg 

(sigue)

(more…)

Bicho oscuro, la paloma

noviembre 8, 2006

paloma.jpg

Mal nos llevamos las palomas y yo. No me caen simpáticas como un hornerito ni me resultan indiferentes como los teros o los gorriones. Me inquietan; algo parecido a una sensación oscura me corre por el cuello cuando las tengo cerca.

La cosa, estoy seguro, viene de mi infancia. Allá por los 8 años presencié espantado el primer entierro de mi vida. No recuerdo quién palmó, era conocido de mis viejos y me llevaron porque seguramente no tenían con quién dejarme o se les habrá ocurrido que era una interesante de lección de vida. (sigue…)

(more…)

Ensayo y error

noviembre 5, 2006

 8.jpg

El caos creativo no cesa en Tripión. Sus dioses urgidos de legitimidad se imponen maravillando con nuevas creaciones y las criaturas, desorientadas en este pandemonium sin reglas y sin leyes, asisten atónitas a este momento único. Día a día la galaxia toma forma; ya llegarán los tiempos en el que todo se regirá en armonía y las reglas y las leyes serán la evidencia que los dioses dejarán de su inspiración creadora.

Pero por el momento, nada de eso sucede: los dioses neuróticos e inexpertos fracasan en un patético juego de ensayo y error y su hegemonía ante los mortales sólo puede defenderse por la amenaza y el miedo.

Los comienzos son difíciles aun para los dioses, seres capaces de crear un universo nuevo y dotarlo de vida y muerte, y capaces también de esconder bajo la alfombra sus intentos fallidos. Por lo pronto, como vemos, en Tripión nada es fácil para sus pobres bestias; mientras sus dioses no acierten a hacer funcionar las cosas, todas sus leyes serán apenas un capricho que hay que cumplir a riesgo de la ira divina.

Y a nuestros dioses ¿Cómo les habrá ido?. ¿Habrán tenido la perseverancia para llegar a la perfección absoluta digna de sus creadores, o se abandonaron a descansar al cuarto día?. O peor aun, ¿Todavía están probando…?.

Héroes posmo

noviembre 2, 2006

15.jpg  7.jpg

Todos sabemos que Bruno Díaz es Batman, sólo en Ciudad Gótica, (ciudad con gente poco espabilada adentro) no los distinguen. También sabemos que Clark Kent es Superman, ese jopo ridículo no engaña a nadie y sin embargo en Metrópolis todos en babia… y así la inmensa mayoría de los superhéroes cuya identidad es tan evidente que ni mediando nuestra mejor buena voluntad podríamos confundirlos con sujetos comunes y pedestres. Pero a que usted no sabe en qué se transforma Prozac, nuestro héroe vernáculo…

En principio, es difícil que le atine, entusiasta lector, por el simple hecho de que aun no realizó proeza alguna, es más, Prozac vive recluido porque es fóbico, hipocondríaco y es básicamente un vagoneta recalcitrante. ¡Ah…, pero el día que se le despierte el indio!, ¡Agarresé!, Que nuestro muchacho saldrá disparado a defender el bien, la justicia y todas esas pamplinas tan simpáticas que por ahora le importan menos que los trasnoches de I-Sat.